Calcio en etapas de la vida

Tomar calcio: ventajas en cada etapa de la vida

El calcio es de fundamental importancia para la dieta diaria en las diferentes etapas de la vida para cubrir las necesidades de nuestro organismo ya que la carencia de este mineral puede acarrear diversas complicaciones. En los adultos mayores, el calcio ayuda a prevenir la osteoporosis.

El calcio y la vitamina D combinados como suplementos logran tener una alta eficacia para proteger sus huesos: el calcio ayuda a desarrollar y mantener los huesos, mientras que la vitamina D ayuda a su cuerpo a absorber el calcio de manera efectiva.

Papel del calcio en las funciones de nuestro cuerpo

El calcio juega un papel clave en muchas de las funciones de su cuerpo:

  • Formación de huesos y dientes
  • Movimiento de los músculos.
  • Los mensajes nerviosos entre el cerebro y el cuerpo
  • Ayuda al flujo sanguíneo a medida que los vasos se relajan y se contraen
  • Libera hormonas y enzimas que ayudan con las funciones del cuerpo.

Tomar calcio en la lactancia

El cuidado de los huesos es importante durante toda la vida, incluso antes, durante (con las vitaminas prenatales) y después del embarazo y la lactancia. Una dieta balanceada con calcio adecuado, ejercicio regular y un estilo de vida saludable son buenos para las madres y sus bebés.

Los niños pequeños y los bebés necesitan calcio y vitamina D para prevenir una enfermedad llamada raquitismo. El raquitismo ablanda los huesos y causa piernas arqueadas, retraso en el crecimiento y, a veces, dolor o debilidad en los músculos.

El calcio también servirá para la formación de los huesos y dientes. Los únicos tipos de leche que los bebés deben tomar son la leche materna o de fórmula. 

Los bebés que han comenzado con alimentos sólidos pueden probar alimentos ricos en calcio como el queso blando y el yogurt en tres tomas diarias. Una vez que tienen 12 meses de edad, pueden tomar leche como bebida de manera fraccionada durante el día.

Tomar calcio en la niñez

El calcio es una de las sustancias más importantes para el desarrollo natural y para mantener la salud de un niño. La leche y los productos lácteos son una fuente excepcional de calcio, gracias a su alto contenido de este mineral y su alta biodisponibilidad. 

En los niños pequeños, el calcio es una de las sustancias imprescindibles para asegurar su desarrollo sano y equilibrado. En combinación con el fósforo, el calcio ayuda a fortalecer el sistema óseo, como principal elemento constitutivo de huesos y dientes.

Además, preside el funcionamiento de músculos y tejidos, gracias a la activación de las principales reacciones nerviosas y metabólicas.

Para orientarse con parámetros generales, según la Academia Nacional de Medicina de Estados Unidos, los niños de 1 a 3 años tienen un requerimiento diario de 700 mg de calcio, mientras que de los 4 a los 8 años el requerimiento sube a 1000 mg por día.

Tomar calcio en la adultez

El calcio constituye una sustancia estructural de huesos y dientes y cumple funciones en los mecanismos celulares, la contracción muscular, la transmisión nerviosa, la coagulación sanguínea, la activación de enzimas y el funcionamiento de las hormonas.

Tener niveles adecuados de calcio y vitamina D en la dieta, junto con ejercicios de resistencia con pesas, puede reducir el riesgo de osteoporosis más adelante en la vida.

El calcio estimula la asimilación de nutrientes y la producción de energía. Es esencial para el equilibrio del sistema nervioso, reduce el colesterol, estabiliza el ritmo cardíaco y regula la coagulación sanguínea y el pH.

Una ingesta adecuada de calcio, además de vitamina D, puede aumentar significativamente la masa ósea en adultos jóvenes, y puede disminuir la pérdida ósea durante el envejecimiento.

En particular, a partir de los 40 años toda mujer debe conocer el papel del calcio y la vitamina D en la prevención o limitación de la osteoporosis y asegurar a sus huesos la necesidad de estos nutrientes con su dieta, suplementos o ambos.

El calcio se puede encontrar en  suplementos multivitamínicos y multiminerales  o como una sola sustancia. Los tipos de calcio más comunes son el carbonato de calcio y citrato de calcio:

  • El carbonato de calcio: En niños es el mejor tipo de calcio para la suplementación. Sin embargo en los adultos y ancianos la absorción es muy limitada si no se administra con los alimentos, poca tolerancia a largo plazo por mayores efectos secundarios (acidez de rebote, gases, dolor abdominal) contraindicado en pacientes con cálculos renales (por aumento de calculos renales).
  • El citrato de calcio: Siempre muy buena absorción indistinta de los alimentos, mínimos o nulos efectos secundarios, indicado en pacientes con cálculos renales (reduce el riesgo de cálculos renales). Es el tipo de calcio adecuado para la suplementación durante la etapa adulta, gestación y adultez mayor.

Tomar calcio en la menopausia

A medida que las mujeres pasan por la transición a la menopausia, generalmente alrededor de los 50-55 años, pierden un 10% de sus huesos.  

La pérdida ósea ocurre en la menopausia porque el metabolismo óseo está bajo el control de los estrógenos. En la menopausia, los niveles de estrógeno disminuyen mucho. 

Cuando los niveles de estrógeno caen, hay una reducción en la producción de nuevas células óseas y un aumento en la reabsorción ósea. Debido a esto, los huesos se vuelven menos densos, generalmente más débiles y más susceptibles a las fracturas. 

La salud ósea, para una mujer que aún no ha entrado en la menopausia, está en la base de la prevención de una de las enfermedades más temidas en esta etapa de la vida: la osteoporosis. Es crucial saber lo necesario que es consumir calcio.

Es importante que las mujeres garanticen a su cuerpo las necesidades e ingestas adecuadas de calcio y vitamina D para proteger la salud de los huesos en la menopausia. 

El calcio debe estar siempre integrado en una dieta sana, variada y rica en frutas y verduras, más una suplementación y se puede asociar a una actividad física, incluso moderada, pero siempre protectora para los huesos.

Tomar calcio en la vejez

Su cuerpo necesita calcio para formar huesos y prevenir o retrasar la pérdida ósea más adelante en la vida. Esto es especialmente importante para las personas con mayor riesgo de pérdida ósea, incluidas las mujeres después de la menopausia y los ancianos.

La osteoporosis se caracteriza por alteraciones en la estructura de los huesos debido a la pérdida de su densidad, tanto que con el tiempo se vuelven porosos y débiles hasta volverse quebradizos.

Un consumo adecuado de calcio no solo ayuda a cuidar los huesos, sino que también regula la presión arterial, garantiza una correcta coagulación de la sangre, la absorción de hierro en el intestino y la reducción de los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre.

Mantener la presión arterial, el colesterol y los triglicéridos en los niveles adecuados previene enfermedades relacionadas con el corazón como infartos, arteriosclerosis, accidentes cerebrovasculares; por eso la importancia de consumir calcio. 

Otros beneficios de tomar calcio

Tomar calcio para fracturas

El calcio se ha asociado durante mucho tiempo con huesos fuertes; este mineral es un componente básico de los huesos, y la vitamina D es necesaria para ayudar a nuestros cuerpos a absorber suficiente calcio.

La fractura de cadera es la más común en los ancianos, pues según la gravedad puede afectarles la movilidad en su totalidad. 

Una buena nutrición y suplementar con calcio es importante, en todas las edades, para mantener los huesos sanos:

  • Tomar calcio reduce la pérdida ósea y disminuye el riesgo de fractura de las vértebras (los huesos que rodean la médula espinal).
  • Ayuda a la prevención de la osteoporosis sobre todo en las mujeres que inician la menopausia. 
  • El consumo de calcio durante la infancia (obtenida de la leche materna y/o completa) puede conducir a una mayor masa ósea en la edad adulta. Este aumento en la densidad ósea puede reducir el riesgo de fracturas más adelante en la vida.

Tomar calcio para osteoporosis

El primer paso en la prevención o tratamiento de la osteoporosis es asegurar una nutrición adecuada, particularmente manteniendo una ingesta adecuada de calcio y vitamina D para tener una buena salud ósea

La vitamina D mejora la absorción intestinal de calcio y fosfato. Las bajas concentraciones de vitamina D se asocian con una absorción deficiente de calcio que da como resultado una reabsorción ósea excesiva.

Las fracturas por fragilidad se asocia con una mayor discapacidad, morbilidad y mortalidad. Se sabe que un equilibrio normal de calcio junto con un estado normal de vitamina D es importante para mantener un metabolismo óseo bien equilibrado.

Durante muchos años, el calcio y la vitamina D se han considerado cruciales en la prevención y el tratamiento de la osteoporosis. 

Tomar calcio para los dientes 

El calcio es imprescindible para la formación de los dientes. La ingesta de calcio durante la niñez y la adolescencia es importante para la salud dental en la edad adulta. Y una deficiencia hereditaria de calcio puede contribuir a una mala dentición. 

El calcio de los alimentos por sí solo no puede ser suficiente para mejorar la salud de los dientes y las encías, especialmente si su deficiencia de minerales ha sido de larga data. La suplementación con calcio y vitamina D puede resultar beneficiosa. 

Los suplementos de calcio y vitamina D (Citrato de calcio + Vitamina D) pueden ayudar a prevenir la pérdida de dientes en adultos mayores.

Tomar calcio para aliviar los síntomas del síndrome premenstrual 

El síndrome premenstrual se debe en parte a cambios en los niveles de estrógeno y progesterona durante el ciclo menstrual. 

Sin embargo, ¿qué causa esto? Las deficiencias de nutrientes, incluido el calcio, influyen sustancialmente en estos cambios. Tomar un suplemento puede ser efectivo y alivio para disminuir la gravedad de estos síntomas. 

Este micronutriente ayuda a reducir los cambios de comportamiento y alivia la retención de agua, a menudo la causa de dolores de cabeza y otras dolencias. 

Tomar calcio para mejorar la presión arterial

La hipertensión es un problema de salud que afecta la salud del corazón y los riñones, por lo que se necesita un buen control para evitar riesgos relacionados con el corazón.

La hipertensión en pacientes de edad avanzada también mejora después de tomar suplementos de calcio.

El calcio es importante para una presión arterial saludable porque ayuda a que los vasos sanguíneos se contraigan y se relajen cuando sea necesario. 

¿Por qué tomar calcio a lo largo de nuestra vida?

Los huesos son tejidos vivos que se renuevan y se degradan a lo largo de la vida. ¿Por qué? Porque los huesos jóvenes reemplazan continuamente a los huesos más viejos para repararlos de los diversos daños que sufren.

El aporte diario de calcio es, por tanto, crucial para mantener los huesos en buen estado de salud y, desde este punto de vista, en todas las etapas de la vida. Por eso es fundamental satisfacer el requerimiento diario de calcio a cualquier edad siempre fraccionado en tres tomas al día ya sea dietéticamente o mediante la suplementación.

Vidamina